Buscar
  • Contacta conmigo en: hola@entrebodasymodas.com
Buscar Menu

Boda entre viñedos

Eguren Ugarte, una preciosa bodega de Laguardia, fue el lugar para la boda simbólica del enlace entre Sara y Josu. Un día antes ya se habían casado legalmente en el juzgado y esta vez lo hacían rodeados de amigos/as y familiares venidos desde diferentes puntos de la península y Europa. Una ceremonia íntima, 55 personas en total, pero que fue mágica. Ellos, desde el principio tuvieron claro este punto, querían una bodega.

Vitorino es el fundador y quien ha creado esta maravillosa bodega

Ramo de Nardos Floristas

Decoración y pétalos de Nardos Floristas

La emotiva entrada de la novia junto a su padre, unas palabras de la hermana de ella y de la madre de él, de un amigo y el ritual de la ceremonia de la luz con las velas, con el maravilloso paisaje de las viñas hizo que el conjunto fuera ideal. Hasta el ruido de la tormenta junto a la música de fondo le dio un toque especial.

La ceremonia de la luz consiste en que la pareja, cada uno, tome su respectiva vela y juntos enciendan la vela central, simbolizando con ella la unidad y el compromiso del uno con el otro. La luz de la vela representa la unión de la pareja, el inicio de un nuevo hogar. Dos individuos que se convierten en uno a través del matrimonio.

Una vez que acabó, mientras la pareja se hacía fotos, tuvimos una visita a la bodega y a continuación un cóctel en el exterior.

(No se aprecia muy bien, pero la “bandeja” es de madera, una especie de trozo de tronco, muy original)

 

Tras ello, pasamos al lugar donde cenaríamos. Todo muy acogedor, un seating plan ideal y todo decorado con el tema del vino.

La mesa presidencial al estilo americano, donde se sentaron únicamente la pareja.

Como no, hubo varios detalles: a las madres un ramo de flores, a una amiga de la novia que era su cumpleaños tarta y su canción de Parchís y unos amigos dieron un “regalo” a la pareja.

Y la pareja por su parte nos dio como detalle una botella de vino de la propia bodega y un detalle hecho a mano por la madre de la novia

Y finalizaba el día en una cueva discoteca

Al final nos pasamos la mitad del tiempo en la calle por la buena temperatura hacía

 

Deja un comentario

Los campos obligatorios llevan *.